Como os decía en uno de mis últimos post; Ahora me toca ser Mediterráneo. “Mar sin mareas me oprime el pecho, que se me expande cuando el viento levanta sus olas”.

Seré Mediterráneo pero siempre seré Atlántico. Océano de contrastes y mar de conquistas.

Mediterráneo; Mar interior que se escapa por el Bósforo y por Gibraltar. De elegir me voy hacia oriente a rendir pleitesía a los sultanes, sin querer ser esclava pero si concubina. Pero, ¿por qué elegir volver a otro Mar de fronteras pudiendo volver a mi amado Atlántico? Por su historia y sus sombras es Negro el Mar que transito, pero un Mar menos voraz que con su salinidad siempre me mantendrá a flote. Mi otro extremo se tiñe de azul. Azul nítido, claro y frío.

Tal vez la felicidad no esté en mi amado Atlántico, tal vez la calma que comparto en el lecho después de la tempestad se la tenga que agradecer a este Mar que creo me oprime, pero que en el fondo lo que hace es liberarme con su calor y sus historias.

Mares y océanos de constantes cambios que no les quita ni un ápice de su identidad y que en mi existencia me llevan a contemplar que siendo Mar seré eterna en el pulso al sol que obliga al tiempo a labrar su destino.

Cada vez soy más Mediterráneo pero nunca dejaré de ser Atlántico.

 

Hola tripulantes! Vuestra Mar retoma singladura. Hay buen viento y ganas, muchas ganas de aventuras. ¿Zarpamos?

644 953 026

Como ya os había adelantado, me voy una semana este mes. Será a partir del día 23. Estaré desconectada, sin móvil ni internet.

Si quieres pasar los mejores momentos de intimidad, complicidad y buen sexo con una mujer complaciente, positiva, pasional  y entregada, todavía me quedan unos días por Barcelona así que supera esa indecisión y llámame. Te garantizo una experiencia memorable.

Dulces y cálidos besos:

Mar

644 953026

Cuando me eliges, tengo ganas de ti.

Si has sabido ver más allá de lo que muestro, tengo ganas de ti.

Cuando me llamas y oigo tu voz por primera vez, tengo ganas de ti.

Cuando quedas conmigo, tengo ganas de ti.

Cuando te acercas, tengo ganas de ti.

Cuando te veo, tengo ganas de ti.

Cuando me miras, tengo ganas de ti.

Cuando estás a mi lado, tengo ganas de ti.

Cuando me hablas, tengo ganas de ti.

Cuando por fin puedo tocarte, tengo ganas de ti.

Cuando te beso, cuando me besas, cuando me acaricias, cuando te acaricio, …Te deseo y colmaré tu deseo en el mío.

…Cuando te alejes, tendré ganas de ti.

Una mente tan activa es incomprensible que caiga en la astenia, pero sí, astenia literaria es lo que tengo. Tal vez producida por el sesgo impuesto o tal vez por el tiempo que se pasa inexorablemente y no me deja encontrar el momento de pararme a escribir.

Aspirar la vida con lujuria me deja jugar con el tiempo.

Tiempo en mis manos pero, no te miento, a mí también se me escapa como arena seca entre los dedos.

Somos el aquí y ahora y me toca ser Mediterráneo.

Mar sin mareas me oprime el pecho, que se me expande cuando el viento levanta sus olas.

Las olas acompasan mi día a día no dejando que me desperece en la rutina.

Rutina que no hallo ni quiero, pero descanso que ansío y temo.

Si dejas de respirar no mueres, yo soy mar y soy aliento.

No hay nada imposible en mí y por eso siento miedo. Un suspiro lo volatiliza y deja su surco en el tiempo.

Tiempo que se va alejando, tiempo que ya no tengo.

Vende tu tiempo al diablo yo lo compraré con tus besos.

¿Me escuchas?

Abre las ventanas y también me sentirás. La brisa te traerá mi olor, y mi lejano baile.

Acércate, déjate guiar por los cantos de sirena y ven a mí.

Sumérgete. Yo te daré el aire que necesites para paladearme, fresca y con ese punto de sal que me da tanta dulzura y que a ti tanto te gusta.

Ven, ya estoy aquí, soy la Mar que más has deseado, soy tu Mar.

Sí, lo sé, no paro!

Estaré en paradero desconocido del 5 al 20 de septiembre.

Ir planificando vuestras agendas porque en octubre me volveré a ir una semanita, así que habrá que organizarse para poder vernos.

Húmedos y cálidos besos:

Mar

(0034) 644 953026

Ya estoy aquí! Ya sé que me habéis echado de menos pero solamente ha sido una escapadita, no os iba a dejar todo el verano solos 😉

Los que me conocéis ya sabéis que nunca me falta energía así que lo de “cargar las pilas” va a ser que conmigo no es como con el resto de los mortales; yo más bien necesito gastarlas.

Así que sí; he hecho honor a mi nombre y no me he separado de mi propio ser. He jugado con el mar hora tras hora, he compartido largas sesiones con él, en él y a su vera. El mar me divierte, me entretiene, es un compañero fiel que siempre está ahí, que me escucha. Me comprende y me quiere como soy. Me da paz, me equilibra y me reconforta. A su lado me siento plena y agradecida, con él soy feliz.

Estoy llena de Mar y deseo compartirlo.

Mar se va a la mar. Nadaré, pasearé, bucearé, navegaré, surfearé… haré conmigo tanta prácticas como están escritas. Sí, me espera mi propio ser, lo que da significado a mi nombre, yo misma.

Volveré el 16 de agosto rezumando a Mar y con toda la belleza que la mar me deje coger prestada.

Salados y húmedos besos de vuestra Mar.

Ya es domingo y con él llega la última de esta serie de fotos que os he querido dedicar. Sin photoshop, sin retoques, simplemente saturándolas de luz. Luz que vuestra Mar irradia y que dice tanto de mí como lo que calla.

Espero que disfrutéis de ellas, de mí, de Mar.

IMG_5450